¿POR QUÉ ESTUDIAR LAS PROFECÍAS BÍBLICAS?

Una gran cantidad de cristianos hoy en día, no sienten la necesidad de estudiar lo que la Biblia enseña acerca de los últimos tiempos. 

Muchos no creen en la Profecia por las falsas predicciones hechas por hombres en la historia, marcando una cantidad de fechas para supuestamente del fin del mundo. Por esos falsos no debemos ignorar la profecía bíblica. Estas personas nunca fueron verdaderos cristianos, sino más bien enemigos de Dios disfrazados. En ves de enfocarnos en lo que dice los falsos ministros, sacerdotes, periodistas, vamos a examinar la fuente primaria que es la BIBLIA.

JESÚS NOS INSTRUYE

El Señor mismo espera que sus discípulos examinen cuidadosamente la Palabra de Dios y estén preparados para su regreso:  Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Mateo 24:42

Jesús reprendió a los fariseos por no reconocer los signos de los tiempos: Los líderes religiosos de su época tenían pleno conocimiento de las profecías del Mesías, sin embargo, todavía no creían en Él.Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado.!!Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, !!mas las señales de los tiempos no podéis! (Mateo 16:1-3)

Hay muchas razones por las cuales debemos estudiar la profecía bíblica por Orden del Señor Jesús. 

AQUÍ ESTÁN ALGUNOS DETALLES:

  • Son parte de la Palabra de Dios. Si somos verdaderamente estudiantes de la Palabra de Dios, no podemos dejar a un lado las profecías. El apóstol Pablo le dijo a Timoteo: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16). Ojo “Él dijo “Toda la escritura“, no parte de la escritura. 
  • La Profecía prueba que la Biblia es la Palabra de Dios. Sólo Dios podía saber detalles minuciosos de lo que sucedería con las personas, las ciudades y las naciones miles de años de anticipación. Cuando la gente ve que las profecías bíblicas se cumplen, ponen su fe en el Dios de la Biblia. Jesús habló del valor apologético de la profecía cuando dijo: “Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis.” (Juan 14:29).
  • El testimonio de Jesús es el espíritu de la Profecia: “Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.” Apocalipsis 19:10 

  • La historia muestra que La profecía bíblica es veraz: Montones de datos históricos y evidencias arqueológicas demuestran que la palabra de Dios se cumple. Ninguna otra fuente es la Palabra inspirada de Dios. Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero; que llamo desde el oriente al ave, y de tierra lejana al varón de mi consejo. Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.” Isaías 46:9-11
  • Nos motiva a evangelizar: El compartir acerca del cumplimiento de la profecía bíblica era el método principal para la difusión del Evangelio en la iglesia primitiva. Pablo hablo en Jerusalén acerca del cumplimiento de las profecías mesiánicas como prueba evidente de que Jesús era el Mesías esperado (Hechos 2: 14-42). Este discurso llevó a tres mil personas a los pies de Jesucristo. 
  • El estudio dedicado de la profecía bíblica conduce a una vida santa: El conocer las profecías de la Segunda Venida de Cristo, así como el mandato de permanecer despiertos y en alerta, nos conduce a vivir vidas piadosas. “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos.” (Romanos 13:11)
  • Nos ayudan a identificar a los falsos profetas y reconocer el mal: No apaguéis al Espíritu. No menospreciéis las profecías. Examinadlo todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal.” (1 Tesalonicenses 5:19-22) Lea también (Mateo 24: 24-26, Marcos 13: 21-22 , 2 Tesalonicenses 2: 3 , Apocalipsis 13: 11-18)
  • Otras razones para estudiar la profecía bíblica es que Dios nos recompensará por vivir en la expectativa de la venida del Señor: 2 Timoteo 4: 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.”
  • Dios promete una bendición especial para aquellos que estudian la profecía de los últimos tiempos: “Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca “(Apocalipsis 1: 3 , también lea 22: 7).

 ¿Cuál es la excusa para no estudiar la profecía Bíblica?

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    alberto (martes, 16 junio 2015 12:04)

    Aft